sábado, 24 de enero de 2015

Pulgones: infección y ciclo

Las plantas carnívoras empiezan a despertar y con ellas empiezan las temidas plagas de cada año que todo cultivador de plantas en general y de carnívoras incluido tiene que afrontar cada temporada.
La plaga que personalmente más me molesta, por lo resistente que es y por su capacidad de multiplicación (aunque su poder de destrucción no es de los más fulminantes) son los pulgones.
Como indicaré en la próxima entrada, las plantas carnívoras están empezando a despertar de la hibernación dentro del invernadero, con lo que esto supone comida tierna para los pulgones que hasta ahora pasaban un poco de hambre. Esta mañana con las tareas de cada día me he encontrado con esta infección:
Figura 1. Infección de pulgones en hojas de Sarracenia rubra

No entra en la normalidad el tamaño de dicha infección durante este período del año, pero ya sabéis lo bien que se está en el invernadero en pleno invierno...

Supongo que ya lo sabréis, pero lo que posibilita tal infección es la capacidad de multiplicación de los pulgones, la partenogenesis. Esta capacidad les permite producir nuevos individuos a partir de células sexuales femeninas no fecundadas, la qual cosa no deja de ser una pasada! Pero no para el cultivador.

Figura 2. Ciclo partenogenético de los pulgones

En el invernadero han salido los pulgones de posibles huevos residuales sobre alguna hoja de Sarracenia. Estos pulgones son diploides (2n), es decir, tienen 2 dotaciones de cada cromosoma (una que viene del padre y otra de la madre). De los pulgoncitos hembra que salieron de los huevos, tras alimentarse han puesto huevos no fecundados haploides (n), es decir, con solo una dotación cromosómica (la que viene de la madre). A la vez, cada nueva hembra puede producir nuevos huevos haploides y dar lugar a más individuos. 

Al llegar al laboratorio he puesto la hoja bajo la lupa binocular y este es el resultado (perdonad por la calidad de imagen, pero está realizada con el móvil a través de los objetivos de la lupa):

Figura 3. Infección de pulgones a 80x

Afortunadamente la infección está controlada y aislada a solo 2 Sarracenias (ahora ya eliminada). 
Si este año tengo tiempo me gustaría poder hacer un pequeño criadero de mariquitas, también llamadas catarinas (Coccinella septempunctata), devoradoras de pulgones y cada vez más difíciles de divisar por el campo debido al uso intensivo de pesticidas.

Figura 4. Coccinella sepempucntata devorando pulgones